pinturas de colores y pinceles para vender arte online

Cómo vender arte online, y empezar a ganarte la vida con tu pasión

¡Dejemos atrás de una vez el topicazo del artista maldito y muerto de hambre!

Si tienes una vena artística puedes sacarle mucho partido a internet para promocionar tu trabajo… y empezar a ganar un buen dinero con él.

pinturas de colores y pinceles para vender arte online
brochas de colores para vender arte online

¿No crees que el mundo es un lugar lleno de talento? Basta darse una vuelta por galerías de arte locales, exposiciones en tiendas o locales de restauración… 

O vete sin más a un mercadillo grande, donde los artistas aprovechan para mostrar y vender.  ¿A que es impresionante la calidad de algunos trabajos?

Dibujos, óleos, cerámica, orfebrería… Hay muchas personas con enorme sentido artístico, habilidad y técnica.

¿Eres tú uno de ellos? ¿Y aún no estás ganando dinero con tus obras?

“Si eres artista, puedes vender tu arte. ¿Que no sabes cómo? Internet (y el marketing) están para ayudarte”.

brochas de colores para vender arte online

Desgraciadamente, aún muchos artistas no se plantean vender sus obras más allá de conocidos y amigos. Piensan que no está a su alcance, o no son lo suficientemente grandes e importantes. 

O es difícil.

O caro. 

O ambos.

Pues vamos a desengañarte: no es así. Por eso hoy vamos a hablarte de la venta de arte online.

El comercio online y la venta de arte:
5 pasos para empezar

mujer-escultura

Hoy por hoy hay formas de darle salida a tus creaciones, ganar dinero con ellas y evitar que se queden guardadas en un armario.

Para eso hay que meterse un poco (o un mucho, lo que tú quieras) en el mundo online, donde hay distintas posibilidades de darte a conocer y poner tus obras a circular. 

Solo tienes que saber cómo hacerlo, qué plataformas puedes utilizar y unos fundamentos de marketing para empezar y convertirte en tu propio marchante. 

¿Echamos un vistazo a estos 5 pasos básicos?

1. Ten tu propia web con un apartado de ecommerce

Tu propia web es imprescindible. Que tengas tu propio ecommerce es recomendable. Si puedes lograr que tus clientes te compren sin intermediarios, mucho mejor. Puedes ver cómo hacerlo de manera fácil aquí.

Con esto no decimos que descartes otras opciones:

    • Unirte a una plataforma. Como Etsy, quizá la más conocida para artistas y artesanos. Cobra una pequeña tarifa pero formas parte de un gran escaparate internacional. También puedes unirte a una galería online (aquí puedes encontrar unas cuantas).
    • Vender en sitios “mercadillo”. Amazon Art es el apartado para la venta de artículos de creación (en este caso, solo bidimensionales). También es posible colgar tus obras en plataformas generalistas como Wallapop o eBay.

2. Crea un blog

Para construir una comunidad fiel tienes que dejar que te conozcan, y un blog es una manera excelente de abrir tu corazoncito al mundo.

Así que si te da pereza, quítatela de encima. Y si no le ves la utilidad, confía en nosotros, que te decimos que la tiene (aunque quizá no a corto plazo).

Tu blog es el el lugar para hablar de:

    • Tu trabajo
    • Tu visión del mundo
    • Las cosas que te inspiran

No divagues con otros temas que, seguro que son interesantes, pero no tienen nada que ver con A) tu arte, o B) con vender.

3. Alimenta tus redes sociales (y Pinterest)

Mejor poco y bueno que mucho y malo.

No tienes que estar en todas las redes sociales. Elige las que mejor te encajen y, entonces sí, sé activo en ellas.

    • Interactúa con tu comunidad
    • Comenta tus novedades
    • Establece lazos con otros artistas

Y ya ves que nombramos Pinterest con especial interés porque, aunque no es exactamente una red social, es una plataforma donde los usuarios buscan inspiración. Y eso te interesa. 

Un consejo final: echa un vistazo a las últimas tendencias de marketing en redes sociales.

mujer-hace-foto

4. Cuida la imagen

Esto entra en el apartado de los “detalles con importancia”. 

Hagas lo que hagas (diseñar un portfolio, colgar una publicación en Facebook, presentar un proyecto, subir imágenes a tu Instagram…) cuida que la presentación sea impecable. 

Y, a ser posible, mantén una línea visual para todas tus interacciones.

Si no controlas mucho de diseño digital, herramientas como Canva te pueden sacar del apuro más que dignamente. Ahí puedes crear y guardar plantillas que te sirvan de base para cualquier cosa que tenga que ver con tu presencia en internet.

5. El SEO y el marketing son tus amigos)

Sí, vas a tener que ser un poco “artista orquesta”. 

No basta con ser bueno en lo tuyo y sentarte a esperar. Si quieres vender, debes tener ciertos conocimientos de marketing y algunas nociones de SEO para posicionar mejor (aquí te damos algunas pistas sobre eso).

No te estamos diciendo que seas profesional (para eso, si quieres estamos nosotros 😉) sino que te familiarices para poder tomar mejores decisiones sobre tus estrategias, tu promoción y tus canales de venta.

Vender tu arte online es posible

Y una vez que te das cuenta de que puedes hacerlo ¿qué te queda?

Nosotros te lo decimos: crecer.

Si con tus medios has puesto en marcha la maquinaria para empezar a mover tus obras en el mercado, lo siguiente es multiplicar las ventas.

Esto ya es un salto cualitativo y lo recomendable es que pidas asesoramiento profesional. 

El marketing es de lo más versátil. Se adapta a todos los mercados, también al del arte. Y va a ayudarte a vender más.

¿Qué, te ha picado el gusanillo y quieres comentarlo? Encantados de responder a tus preguntas. Cuéntanos tu caso y nos ponemos a pensar 😉

¿Te ha gustado este contenido? ¡Pues tenemos más! Apúntate justo debajo y te mandamos un correo para avisarte cuando colguemos un nuevo artículo 🙂

Abrir chat