Link building natural vs forzado:
defensa contra las artes oscuras juntas, pero no revueltas

La autoridad de tu web influye (y mucho) en su posicionamiento, y el link building o estrategia con  enlaces es una buena opción para aumentarla.

Tienes dos maneras de conseguirlos. Y una te puede salir muy cara. 

No queremos asustarte pero en serio: si te pones a jugar con los enlaces la puedes liar muy parda.

¿Que por qué le importan tanto a Google los enlaces? Bueno, digamos que le ayudan a saber a quién premiar y a quién desterrar a la última página de sus resultados.

Es el clásico refrán de “Dime con quién andas y te diré quién eres”

“El link building es el boca a boca para Google. Si alguien te enlaza, por algo será. ”

Qué es el link building y por qué no siempre es bueno

Cada vez que alguien enlaza tu web le está dando reconocimiento, lanzando el mensaje de que lo que hay ahí es interesante. 

Y eso, para Google, cuenta. Así que mejora la autoridad de esa web y, con ella, sus probabilidades de aparecer entre los primeros resultados de búsqueda.

Pues en eso se basa el link building: en mejorar el posicionamiento web a través de los enlaces que conducen a ella.

aviones-de-papel

Link building interno: tú contigo mismo

Esto es cuando, por ejemplo, te decimos que le eches un vistazo a este post que es super interesante. 

Sí, vale, nos estamos recomendando a nosotros mismos y es un poquito de autobombo. Pero si a Google no le parece mal, nosotros no nos vamos a quejar. 

En realidad enlazar a tu propia web, además de para presumir de contenidos molones, te sirve: 

1. Para reconducir tráfico a una página en concreto de tu web

Si te interesa que tus visitas acaben en una página determinada de tu web, esta es una gran forma de conseguirlo. 

Bien porque sea un post que te interesa posicionar, o incluso una página de ventas a la que quieres darle vidilla, meter enlaces dentro de tu web tiene todo el sentido del mundo.

2. Para aumentar el tiempo de permanencia en tu web

Google toma el tiempo de permanencia en una página como un indicador de calidad de ese sitio. 

El algoritmo piensa que si las visitas pasan mucho tiempo en una web será porque el contenido es interesante, así que la premia listándola antes en sus resultados de búsqueda.

Link building externo: cómo ganar autoridad (o no) enlazando a otras webs

Tener enlaces externos hacia tu página mola mucho, sí. Al menos en teoría: eso quiere decir que otros sitios te recomiendan. 

Pero, ojo, que la página en la que se encuentre ese enlace es importante.

La autoridad de la web importa

Todos tenemos ese amigo que conoce todos los restaurantes de la ciudad.

Para Google, nuestro amigo sería una web con autoridad; todos van a ella cuando necesitan algo relacionado con su temática (en este caso, los restaurantes).

Y da más valor a las recomendaciones de webs con autoridad porque es más probable que las páginas a las que enlacen sean de calidad. 

Así que los enlaces que te llegan desde webs con autoridad mejoran también la autoridad de la tuya y, con ella, tu posicionamiento web.

Y la temática también

Sigamos con nuestro amigo.

Por mucho que sepa de restaurantes, a Google le va a dar igual esa autoridad si lo que nos recomienda es un taller mecánico, por ejemplo, ya que su criterio en este último tema es menos fiable. 

Por eso es importante que los enlaces a tu página se encuentren en sitios relacionados con tu temática.

Compra de enlaces: el lado oscuro del link building

Hubo un momento en que, para lograr autoridad para una página web, aumentar el número de enlaces que dirigieran a ella era una buena idea. Así, a bulto y sin criterio: mejor cantidad que calidad. 

Eso pasó a la historia. Google está aprendiendo a leer cada vez mejor y si ve que tu web está recibiendo muchos enlaces desde webs de baja calidad o no relacionadas con tu temática, va a sospechar que se trata de enlaces comprados y te va a penalizar.

Y, créenos, tú no quieres eso.

No queremos entrar en detalles escabrosos pero te ponemos un ejemplo: uno de nuestros clientes estaba super orgulloso porque su página tenía muchos enlaces externos, pero cuando nos ponemos a mirar…

Bueno, digamos que las páginas que lo linkeaban eran “dudosas”. De esas en las que sale la gente ligerita de ropa. 

Para entendernos, enlaces de bajísima calidad. Arreglar eso no es fácil y da muchísimo trabajo, por experiencia lo decimos.

Link building natural como la vida misma: aumenta tu autoridad sin caer en el lado oscuro

A Google le va lo natural. Quiere que los enlaces se generen de forma espontánea y altruista.

Y eso está muy bien, pero, ¿cómo puedes tú conseguir esos enlaces desinteresados?

    • Generando contenido de calidad
      Crea contenido de valor útil para tu público objetivo; la mejor manera de recibir enlaces a tu web es ofrecer algo que sea digno de recomendar.
    • Con guest posting
      Busca un blog de tu temática con una autoridad superior a la tuya y proponle escribir un post. Crea el mejor artículo de tu vida y enlaza a tu blog desde allí. 
  •  
    • Enlazando a otras webs
      Enlazando a webs de tu sector que pueden ser útiles para tus visitas le estás diciendo a Google que te preocupas por ayudar a tus lectores (y eso le gusta; punto positivo para ti).

Ahora ya sabes cómo utilizar el link building (el bueno)

Te ha quedado clara la importancia de los enlaces para ganar autoridad y mejorar el posicionamiento de tu página, ¿verdad?

Lo repetimos una última vez: aquí no valen los atajos. Crea contenido que realmente valga la pena, céntrate en las estrategias que te hemos contado… y deja que Google haga su trabajo

De todas maneras, si tienes dudas sobre el SEO de tu web en general, o sobre link building en particular, pregúntanos y vemos cómo podemos ayudarte. Que somos majetes y no mordemos. 😉

¿Te ha gustado este contenido? ¡Pues tenemos más! Apúntate justo debajo y te mandamos un correo para avisarte cuando colguemos un nuevo artículo 🙂

Abrir chat