Claves para mejorar el checkout de tu tienda online

¿Alguna vez has dejado una compra a medias porque el proceso de pago era un auténtico peñazo? Tú y todos. La cuestión es que eso no suceda en tu ecommerce, porque vas a perder ventas a mansalva. Por eso vamos a contarte cuáles son las claves de un checkout eficiente.

“¿Existe el checkout perfecto? No sabemos, pero siguiendo estos tips te acercas la perfección”. 

Por si no lo sabes, se calcula que alrededor de un 70% de los carritos de compra se quedan abandonados en el limbo de los carritos (estamos seguros de que eso existe). Y una parte de culpa la tienen los checkouts que no están optimizados. 

A continuación, tienes unos consejillos para no tropezar en esa piedra y conseguir que tu cliente finalice la operación de pago. 

Así puedes crear un checkout
customer-friendly

El checkout es el proceso que sigue un cliente para finalizar su compra, sea en un sitio web o en una aplicación móvil. 

Implica una serie de pasos en los que el cliente va proporcionando la información necesaria para completar la transacción: dirección de facturación y envío, método de pago, etc.

Cuando ha completado los datos y revisado el pedido, solo queda completar la transacción. En un rato recibirá en su bandeja de entrada un email de confirmación de compra. Algo como: “¡Gracias por tu pedido! Lo estamos preparando para que lo recibas lo antes posible!”.

¡Checkout culminado! Ahora, solo queda esperar a recibir la compra.

Pero no siempre es tan fluido. A veces los pasos no están claros, se piden datos innecesarios, el cliente tiene dudas y no sabe cómo preguntar o aparecen gastos de envío sorpresa que hacen que la experiencia de compra sea regulera y el cliente se lo piense dos veces.

¿No quieres que eso pase en tu ecommerce? Pues toma nota de lo que puedes hacer para mejorar la experiencia.


1. Permite invitados

A muchos clientes no les gusta que les “obliguen” a registrarse para hacer su compra. Además, tener que ponerse a introducir datos justo en el momento de pagar, alarga la operación y hace que muchos clientes lo dejen para otro momento (o sea, para nunca).

¿Solución? Ofrecer la posibilidad de comprar como invitado.

Eso sí, cuando la compra esté hecha, pregúntale si le gustaría completar el registro.

2. Haz visible el resumen del pedido

Es posible que un cliente despistado haya metido artículos duplicados en el carrito o se haya equivocado en algún detalle (la talla, el número, el modelo). Dale la ocasión de que revise todo.

Además, ese momento de mostrar el resumen del pedido es una ocasión excelente para ofrecerle artículos complementarios. ¿Has oído hablar del cross selling o venta cruzada?

 

3. Diseño responsive

Ya lo sabes, pero no está de más que te lo recordemos. Cada vez más gente compra desde el móvil, por lo que es importante optimizar la experiencia de pago para smartphones. 

Asegúrate de que el diseño permite leer todo con facilidad y de que completar los datos en una pantalla pequeña no es misión imposible.


4. Seguridad a tope

Los clientes priorizan la confianza. Muestra sellos de seguridad e indicadores como el certificado SSL (que facilita el protocolo https, garantía de que se visita un lugar seguro) y logotipos de verificación de Visa/Mastercard.


5. Ofrece varios métodos de pago

Ofrece la posibilidad de elegir entre diferentes métodos para hacer el pago. Ten en cuenta que habrá quien esté muy familiarizado con la compra online y utilice wallets con fluidez, pero también habrá quien prefiera hacer una transferencia bancaria para no introducir los datos de su tarjeta. 

Piensa en todos y ofrece opciones. 

6. Crea una estrategia de recuperación de carritos

¿Y si el cliente pone artículos en el carrito y luego se va a apagar el horno porque se le quema la comida? 

No lo des por perdido. Muchos clientes no regresan a por sus compras simplemente porque se les olvida. Si se lo recuerdas, con estrategias de recuperación de carritos, le haces un favor.


7. Vigila la velocidad de carga

El cliente online tiene poca paciencia. Si tu ecommerce tarda media vida en cargarse cada vez que se pincha un botón, apaga y vámonos.

Si es así, necesitas urgentemente optimizar la velocidad de carga de tu web.


8. Ofrece envíos gratis

De verdad, es psicológico. No importa que el cliente haya llenado el carrito de artículos a muy buen precio. Esos gastos de envío finales… duelen mucho. Así que ¿por qué no eliminarlos?

Muchas personas creen que van a perder dinero, y no tiene por qué ser así. La clave está en utilizar la estrategia adecuada.

¿Y si creas un programa VIP sin gastos de envío para fidelizar clientes?

¿Y si repercutes los precios del envío en los productos y los conviertes en un pago indirecto?

¿Y si “premias” al cliente que llegue a un importe mínimo de compra y no le cobras gastos de envío?

Un último consejo para un
checkout de 10

Sencillez, sencillez y más sencillez. Si tuviésemos que resumir todos los tips en uno, sería este. Cuanto menos le compliques la vida al cliente, mejor. El paso por caja debe ser lo más simple y breve posible, sin operaciones innecesarias. 

Y si, con todo lo dicho, aún tienes dudas, pregúntanos. Estudiamos el checkout de tu ecommerce y ¡verás cómo podemos mejorarlo!


¿Te ha gustado este contenido? ¡Pues tenemos más! Apúntate justo debajo y te mandamos un correo para avisarte cuando colguemos un nuevo artículo😉

últimos Posts

¿Te ha gustado este contenido? ¡Pues tenemos más! Apúntate justo debajo y te mandamos un correo para avisarte cuando colguemos un nuevo artículo😉